FANDOM


Leccion 11
"Dangos demasiado dulces no son dangos, idiota"
Kanji べちゃべちゃした団子なんてなぁ団子じゃねぇバカヤロー
Romanji Bechabecha shita Dango nante nā Dango ja nē Bakayarō
Volumen 2
Saga N/A
Anime Episodio 11
Total de Páginas 19
Cronología
Anterior Lección 10
Siguiente Lección 12

Lección 11 es el decimo primer capitulo del manga Gintama. Gintoki y Kagura ayudan a un moribundo para ver a su primer amor por última vez.

Sinopsis

Tumblr gintoki Aviso: Esta sección del artículo revela parte de la trama de la serie que tal vez no quieras saber.

La petición de un anciano moribundo

Sin títulodgr

El anciano moribundo se sorprende al escuchar de Yorozuya

Kagura y Gintoki están visitando a Shinpachi, quien está en el hospital recuperándose después del accidente de tránsito que sufrió a causa de Sadaharu en la Lección 10. Gintoki y Shinpachi se ponen a discutir acerca de los efectos de la leche en el fortalecimiento de los huesos, sin embargo alzan tanto la voz que una de las enfermeras les da un sermón, argumentando que eso es una falta de respeto para los demás pacientes de la habitación. El paciente que se encuentra en la misma habitación de Shinpachi es un anciano que no tiene mucho tiempo de vida, su enfermera manifiesta que durante su estadía en el hospital nadie vino a visitarlo, sin embargo, su soledad se justificaría por su fama de ser un libertino y vividor. Gintoki, al escuchar la historia, manifiesta que es normal para los humano los morir en soledad, y que ahora él debía seguir centrándose en los trabajos de la Yorozuya. De pronto, el paciente que parecía moribundo revive completamente al escuchar sobre el Yorozuya, y le pide a Gintoki que encuentre a la dueña de un kanzashi (un ornamento que sirve para sujetar el cabello).


La dueña del Kanzashi

Gintoki y Kagura van al lugar donde el anciano manifiesta que podría estar la dueña, cuyo nombre sería Ayano, preguntando por la tienda de Dangos Kanzashi (haciendo referencia al ornamento de la dueña del kanzashi). Sin  

Sin título1

El anciano, cuando era joven, se atora con los dangos que le dio Ayano

embargo ha pasado mucho tiempo desde aquel entonces y el dueño actual del negocio, a quien están interrogando, manifiesta no conocer nada de la chica a la que buscan. Mientras tanto, en el hospital, el anciano moribundo le cuenta a Shinpachi como consiguió en kanzashi. Resulta ser que era de una chica considerada por el anciano como el único amor de su vida, por su hermosura, gran corazón y eficiencia en el trabajo. Los hombres interesado en ella siempre visitaban la tienda de dangos donde ella laboraba, sin embargo el viejo, joven en aquel entonces, no tenía dinero para comprar algo, por lo que solo la miraba desde las sombras. Un día, Ayano se percató de su presencia y pensando que el chico estaba ahí por los dangos le ofrece algunos. Sin embargo, el chico al sentirse tan feliz por comer junto a su amada, se atora con la comida y huye despavorido de la vergüenza. En medio de su escape, el chico se dio cuenta de que accidentalmente había tomado el kanzashi de Ayano, y tiempo después se entero de que su amada había sido despedida, porque a raíz del incidente, los dueños del negocio se dieron cuenta de que ella regalaba dangos a los niños mas necesitados. Ahora que era un anciano y estaba a punto de morir deseaba devolver el ornamento a su dueña y verla una vez más, pero su relato termina de la peor forma posible ya que un dolor muy intenso empieza a molestarle, por lo que Shinpachi llama al médico.    


La verdadera identidad de Ayano

Sin título2

El anciano se reúne con Terada Ayano, su amada

Kagura y Gintoki continúan buscando a la dueña del kanzashi, ahora con la ayuda de Sadaharu para rastrear su olor. El Inugami los lleva de vuelta a la residencia de Yorozuya, por lo que Gintoki y Kagura conversan con Otose preguntando por Ayano. La dueña del bar, con cierta incertidumbre, pregunta cómo es que saben su verdadero nombre (siendo Terada Ayano el nombre completo), pero Gintoki en verdad no cree que la hermosa chica, descrita por el anciano, sea Otose. En medio de la conversación, llega una llamada a Otose Bar en la que Shinpachi manifiesta que el anciano está a punto de morir. De vuelta en el hospital, los médicos están únicamente esperando los últimos momentos de vida del anciano, pero para sorpresa de todos Sadaharu, transportando en su lomo a Gintoki, Kagura y Otose irrumpen rompiendo los vidrios de la habitación. Gintoki le dice al anciano que ha traído consigo a Ayano, el viejo abre los ojos y sonríe nuevamente al ver al amor de su vida a quien devuelve el kanzashi, dándose a entender que después de eso, el viejo muere. Una vez fuera del hospital Gintoki le pregunta a Otose si en verdad no recuerda nada relacionado al kanzashi y al viejo, sin embargo ella manifiesta "¿quién sabe?", proyectándose ante el samurái del pelo plateado una imagen de Otose cuando era joven, dándose por terminada la lección. 

Personajes

Sakata Gintoki

Kagura

Shimura Shinpachi 

Sadaharu

Otose

Anciano sin nombre